Un lugar de escape, una Bitacora de viaje.
Un espacio en que puedo sacar con dibujos o frases a los demonios que tengo dentro.


Edmer Montes - Ojo de Cuervo





Una cuenta

jueves, 6 de abril de 2017





Tras la barra Carlitos me observa dibujando. Tras la barra es testigo, desde hace mucho, de textos ebrios y malos versos. Anota en su cuadernillo una cuenta que demoro en saldar y que disculpa mis alcoholizados viernes. Pero la cuenta del dibujo dedicado recién pude pagarla.

Tantos años Tánatos se asomó en su bar y pintó sus paredes, que olvidó agradecer la complicidad sincera de quien le ofrece un rincón tranquilo para morir cada semana.

Aún con resaca llego al bar un sábado por la noche. Carlitos se sorprende. “Estuvo ayer… que hace de nuevo aquí” parece pensar. Pido un par de tragos y dibujo en la bitácora. La fauna de siempre también parece extrañada. El ojo de cuervo absorbe los años idos.

 Arranco la hoja, escribo una dedicatoria y se lo regalo. Sorprendido y emocionado me ofrece otra copa para agradecerme el dibujo. “Hoy no, gracias” le respondo. Carlitos sonríe y pone la canción que me estruja las entrañas. La canción que el ebrio pide a gritos antes de partir.

Vuelvo a casa.
Cuenta saldada. 


 sonido

Partida

martes, 28 de febrero de 2017


Peregrina de los pobres, cúbreme con tu noche de estrellas promesas. Debajo de tus cantos dormí, cobijándome en tus faldas de lino y tristezas. Mamita de los dioses indios, te coroné con lirios y capulí, y bailé junto a ti entre los cerros de esteras de amores inmigrantes. ¿sabrás que partiré pronto? ¿Sabrás que huyo del águila voraz que escupe fuego?
Me voy siguiendo a quien se fue llorando.
Me voy siguiendo y escuchándolo:

Ñakay pacha mitata
runa kiriq punchauta,
waqachiq tuta
runa, runa mikuq uyanta*

(El tiempo del dolor,
de los días que hieren,
de la noche que hace llorar,
del hombre que come hombres)

Mamacha de los dioses indios guárdame recuerdo y no llores por mí. Canta tus canciones a mi ausencia, dormiré bajo la tierra donde nací. Y entre escarchas renaceré en puma, renaceré en zorro, esperando valiente la hora del fusil.

 
*El poema en QUECHUA es extracto del poema "Iman Guayasamin" escrita por José María Arguedas, fue escrito probablemente entre 1964 y 1965. La versión en castellano, que esta entre paréntesis, ha sido traducida por Jesús Ruiz Durand. 


sonido

lo perdido

sábado, 18 de febrero de 2017


Termine de leer “Una pena en observación” de C.S. Lewis. El desgarrador diario del escritor al enviudar de la poeta Helen Joy Gresham. Quiero compartirles solo una parte de él.

“Esta noche se me ha vuelto a abrir todo el infierno de la herida reciente; las palabras insensatas, el amargo resentimiento, el mariposeo en el estómago, la irrealidad de la pesadilla, el baño de lágrimas. Porque en la pena nada se asienta. Está uno saliendo de una fase, pero siempre se repite. Vueltas y vueltas. Todo se vuelve a repetir. Avanzo en círculos, ¿o me atrevo a sostener que avanzo en espiral? Pero además, en este caso, ¿voy hacia arriba de la espiral o hacia abajo? ¿Cuántas veces me voy a seguir sorprendiendo frente al inmenso vacío, como se tratara de una novedad, y oyéndome decir: “Nunca me había dado cuenta de lo que he perdido hasta este momento”. ¿Va a seguir siendo así? Me amputan la misma pierna una y otra vez. Dicen que los cobardes mueren muchas veces: eso les pasa a los seres amados.”
 

sonido