Un lugar de escape, una Bitacora de viaje.
Un espacio en que puedo sacar con dibujos o frases a los demonios que tengo dentro.


Edmer Montes - Ojo de Cuervo





no soy tu musa

martes, 12 de junio de 2018



Caminaba por los talleres de Bellas Artes. Caminaba para sentir, además de nostalgia, aquella fuerza que su hermosa arquitectura y sus esculturas te llegan a transmitir. Y sin anestesia me golpea la frase que publico en la foto. Es claro su propósito reivindicativo, provocador y feminista (y estoy de acuerdo en ello en realidad).

Pero es como si la escuela misma me hablara: “Nunca seré lo que esperas que sea para ti. Soy aquella ilusión que practica a ser la musa, la madre, la amante. Tú no te fuiste, yo te dejé ir. Y aun así te veo nuevamente junto a mí”. 

El frio hace que encienda un cigarrillo y le respondo:
- “Me (de)formaste tanto como yo a ti. No recordaba lo difícil que es complacerte. Te festejo y te maldigo estos días”
- “No te pertenezco, no quiero que me complazcas. No soy tu musa”. Me replica.
- “MUSA…tuve tantas mujeres frente a mi bitácora. Pero como dices tú ninguna me perteneció en realidad. Deformé lo que ellas representaban para sí mismas”
- “Nunca las deformaste, no tienes ese poder Artista. Eras tu quien alteraba sus visiones en tus fantasías . Ellas navegaron entre tus entrañas, ellas te conquistaron” sentencia.

Vuelvo al taller de escultura y continúo con mis apuntes. Claudia canta en un hermoso francés “LA BOHEMIA” de Charles Aznavour y la escucho en silencio mientras humedezco el papel con la acuarela. Ella está concentrada en su trabajo y yo dibujo mientras la escucho. La poesía suena así. 

Me avergüenzo y no le pido que cante otra vez. No la conozco lo suficiente.
.
Claudia NO es la musa.

Su voz acompañando la danza del pincel, los trazos que responde a la frase en la escalera, el cigarrillo a medio terminar. Todo esto, conjugando en una tarde de invierno, lo es. 

sonido
 Jane Birkin, en Live - C à vous - 30/03/2017
.

Vela encendida

miércoles, 16 de mayo de 2018




Como le decirle que su madre será luna, que será tiempo.
La vida puede ser brutal en ocasiones. Como explicarle eso a una cabecita de diez años, como decirle que su mundo se quebró para siempre. Cómo el absurdo de nuestra ciudad caótica pudo llevarse a quien de por sí ya había sufrido tanto.
En casa recordamos a mi prima. Mi madre se consuela y la piensa como ángel que protegerá a su retoño, un espíritu guiador santificado.
Yo no. 

Yo la quiero seguir viendo luchadora, leona, sonrisa iluminada entre tinieblas. La quiero viva. No quiero una nota patética de periódico sensacionalista. La quiero luz, la quiero fortaleza protectora para su niña. Vela encendida que espanta monstruos. Canción de cuna en un mundo para dos.  

Duele. Indigna.

Mi madre luchando día a día rompió el circulo de pobreza y maltrato. A Juanita, esta miserable ciudad, le quitó esa oportunidad.

 sonido

Susana Baca - Heces

mujer

jueves, 8 de marzo de 2018





Apachido en la espalda de mi madre, ella trabajó para construirse una escalera para cuando quiera bajarse la luna. Apachido en la espalda de mi madre sus arrullos fueron cantos de lucha en un medio hostil. Ser mujer pobre en los andes, ser mujer nada más.  Sus proezas las celebró el viento, su tierra y un rezo. Y con sus sueños rotos creó lanzas que nos protegió de monstruos, y con sus manos tejió los colores que cubrió el gris de aquellos días. 

Se construyó y subió escaleras al cielo, a las nieves, a los rascacielos. Y se construyó unas alas para cuando su pueblo la llame y la abrace en un canto infinito.

Aun la veo gigante, aunque su cuerpo ahora es su nuevo campo de batalla. Y en su lucha diaria me abruma la fuerza de sus pasos, que es la misma fuerza de las madres en un país que se desangraba, y de sus hijas que aún se indignan y no callan. La fuerza de una mujer que desde su trinchera generó el cambio sin saberlo.

Y hoy la celebra mis trazos, que siempre serán los suyos.

sonido

FLOR PUCARINA - AYRAMPITO (Huayno)