Un lugar de escape, una Bitacora de viaje.
Un espacio en que puedo sacar con dibujos o frases a los demonios que tengo dentro.


Edmer Montes - Ojo de Cuervo





Máscaras

domingo, 30 de octubre de 2016



- ¿De qué está disfrazada esa niña? - Preguntamos.
- De niña del año 2040. - Responde.

Si, llegará un tiempo en que las máscaras se usaran todos los días, y ese es el verdadero terror:
Máscaras para las lluvias acidas, para los gases del efecto invernadero. Máscaras para el polvo de las tierras áridas después de las guerras por el agua. Para los gases lacrimógenos que lanzarán en medio de la plaza ocupada. Máscaras para el hedor de los mares muertos, los ríos en sangre, para los cadáveres en rumas.

Máscaras para proteger sólo a la juventud, para cuando seas un anciano que a nadie importará, el bulto a cuál desechar.  
Miéntete, sigue en tu burbuja de plástico.
El futuro está aquí.
.
 sonido

deshonra

martes, 25 de octubre de 2016



FREAK SHOW
10
.
La musa tiene colmillos, la musa viene cubierta en cuero negro. Sus visitas incendian mi ciudad, tu civilización, el maldito planeta entero.

Se aferra de mi cuello y todo se transmuta en cenizas y no me importa. Ni tu vida, ni tus luchas, ni tus dioses. Ya no temo a tus infiernos de políticos y santos.
¡Deshonra, deshonra! gritaran las leer mis textos, al rasgar las imágenes de mis muros.

La musa succiona babeante en ojos blancos con venas de sangre. Sigue sigue sigue. Renaceremos herejes, viles, egoístas, monstruos cubiertos de una vorágine de un éxtasis supremo infinito.
Púas, máscaras, sábanas sucias.
Seremos paridos por tus miedos. Por tus vergüenzas.

Te ofenderemos.

.
.
 sonido

el monstruo

jueves, 20 de octubre de 2016




A mi hija:

Ir contracorriente, creer en una utopía, rebelarse ante el poderoso Para muchos soy el malvado de la historia. Soy eso y no quiero ser nadie más. Y serlo me ha costado duras batallas y terribles cicatrices. Pero ante todo quiero ser fiel a mí mismo ante los ojos de mi niña, esos ojos que evitan que me caiga.

Hija, no puedo darte una fiesta costosa, pero puedo darte un beso por cada latido, todos los colores de nuestro universo compartido, la calma y las flores dejando las pesadillas en mi espalda. No puedo darte un castillo, pero puedo darte mis hombros para tus pasos firmes. Puedo darte mis libros y mis textos, las formas de mis esculturas y mi puño en alto. Puedo darte lo que soy en esencia.

En esta mi vida puedo ser el monstruo que todos creen que soy. Pero si mi niña me ama, ¿qué tan malvado puedo ser?


sonido